Psicofonías Daniel Jesús. Los hechos ocurren en el domicilio de una ex pareja en donde Daniel es testigo de diversos sucesos que lo dejan perplejo. Registros: Los registros fueron grabados por Daniel Jesús Araya quien nos autoriza para realizar análisis y difusión de este. Sucesos: Todo comienza cuando Daniel siente ruidos en una de las habitaciones en donde él encuentra a un niño jugando bajo una mesa – cosa que le llamo bastante la atención -. Al día siguiente, comenta y pregunta a su familia sobre el niño que estaba jugando en la habitación, sin embargo ellos le indican que no había ningún niño viviendo en la casa. Daniel siguió siendo testigo de una seguidilla de sucesos, hasta que un día a altas horas de la noche siente ruidos en una habitación, él se dirige sin ver nada anormal. Recuerda al niño jugando, toma un juguete y lo deja en el sector retornando a dormir cuando siente que este objeto comienza a funcionar solo. Su curiosidad por los fenómenos paranormales lo lleva a realizar una psicofonía obteniendo el siguiente resultado. Psicofonía 1
Luego de escuchar las respuestas, Daniel comienza a investigar sobre “Luis” y le llama la atención la respuesta un tanto desafiante: “no es tu casa” y se lleva una sorpresa al investigar con la familia que efectivamente si vivió Luis en ese domicilio. Luego de un par de semanas Daniel vuelve a realizar una psicofonía obteniendo los siguientes resultados. Psicofonía 2
En este segundo audio, captura un segundo nombre: “Orlando” y una respuesta positiva y negativa a la vez al preguntar quién era “Luis”. Por motivos personales, Daniel ya no continúa viviendo en el domicilio por lo que no pudo continuar investigando los sucesos, solo nos quedamos con estos registros. Análisis del caso. Con la información que nos suministró Daniel y al escuchar los audios podemos dilucidar que en el domicilio las manifestaciones eran realizadas por una entidad que se quería hacer notar. Nos llama la atención el padrón de voz en ambos audios, ya que es la misma voz quien responde a las preguntas realizadas por Daniel. Este caso deja muchos cabos sueltos debido a que no se pudo investigar sobre “Luis” y “Orlando”. Queremos agradecer a Daniel Jesús Araya por su disposición y la confianza depositada en nosotros para comentar los sucesos que él fue testigo.
Síguenos en Redes Sociales